Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Vida Académica
2017-05-09
México, sus recursos y sus necesidades
Un libro sin recetas, fórmulas o leyes, es producto de una honda reflexión para ser leído y releído.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Jorge Estrada Ortíz
Comunicafi
Presentación del Libro

El libro México, sus recursos y sus necesidades del ingeniero Carlos Martín del Castillo fue presentado el 9 de mayo en el Auditorio Javier Barros Sierra por los exdirectores de la Facultad, el ingeniero Javier Jiménez Espriú y el doctor Octavio Rascón Chávez; el director actual, el doctor Carlos Agustín Escalante Sandoval, y como moderador el ingeniero Gonzalo López de Haro, secretario General.

El ingeniero Javier Jiménez Espriú comentó que en el libro del ingeniero Martín del Castillo se presenta a un país que tiene importantes recursos y que recalca las enormes necesidades por satisfacer. "México, sus recursos y sus necesidades surge de las experiencias, inquietudes y motivaciones de toda índole de un distinguido profesional de la ingeniería que ha dedicado su vida al ejercicio de su vocación". Se trata de un texto ágil y profundo, una lectura muy recomendable, que si bien explica y aclara varias dudas deja un sinnúmero de preguntas e incógnitas sobre algunos temas que, por el objeto y la extensión de la obra, no pudieron ser desarrolladas a fondo. "No se trata de un libro de recetas ni fórmulas ni leyes inmutables ni consejos, es producto de una honda reflexión, de ideas, de conceptos y que debe ser releído", expresó.

En conclusión, dijo que este libro a pesar de estar diseñado para ingenieros, es útil para los profesionistas en general: "Debemos romper el muro de contención de la ingeniería y abarcar a todos los campos del conocimiento".

Por su parte, el doctor Octavio Rascón Chávez explicó que esta obra fue escrita como libro de texto de la asignatura Recursos y Necesidades de México: "Describe la ubicación geográfica de los muchos recursos naturales y humanos con los que cuenta México y establece los límites, problemas y necesidades más apremiantes que la ingeniería mexicana puede contribuir a resolver".

En sus primeros capítulos hace un recuento histórico de la educación superior y de la ingeniería civil en México; en el tercero, Geografía de México, describe los recursos naturales y se destacan las grandes obras de infraestructura por región y sus implicaciones en el desarrollo nacional; en el cuarto, la economía, subraya que debe mantenerse un equilibro entre los sectores; y el último, se centra en la planeación desde una perspectiva histórica, la cual debe ser una constante en cualquier proyecto, comentó el doctor Rascón Chávez.

En el Apéndice —agregó—, el autor esboza el perfil del ingeniero civil que México necesita considerando los aspectos científicos, sociales, culturales y humanistas de su formación, y temas fundamentales como el agua, las comunicaciones, transportes, energía, medio ambiente y desarrollo urbano: "En suma, debemos formar profesionistas de excelencia".

Finalmente, el doctor Rascón Chávez afirmó que no sólo es un libro de texto, sino un importante referente para la práctica profesional.

El director Carlos Escalante reconoció el esfuerzo del ingeniero Martin del Campo por haber escrito esta obra, producto de fines de semana, vacaciones, tiempo familiar y personal: "Su mayor logro es que nos ayuda a entender a los diferentes Méxicos. En la Facultad no graduamos profesionistas para la Ciudad de México o que resuelvan los problemas de la zona metropolitana exclusivamente; deben comprender las diferencias económicas y humanas de hacer un proyecto en Sonora o Chiapas".

Recordó que la función de la Facultad es formar ingenieros capaces de entender las distintas realidades del país: "Es importante que a través de libros como éste aprendan de manera resumida dichas diferencias".

El libro presenta cómo los recursos y las necesidades del país han ido definiendo el desarrollo histórico del país, desde la explotación de la minería y las grandes obras nacionales, hasta llegar a las realidades actuales y cómo, al mismo tiempo, ha modificado a las instituciones educativas superiores y al perfil de los profesionistas, apuntó.

Para terminar, invitó a los alumnos a leer México, sus recursos y sus necesidades/i>: "No lo hagan como una obligación, es un texto ameno e interesante que les va a provocar una mayor sed por conocer y comprender la realidad nacional. Dense la oportunidad de cultivar y formar su propio juicio para que sus decisiones no sean producto de la urgencia del momento, sino de la planeación".

A su vez, el ingeniero Carlos Martín del Castillo señaló que a partir de 1976 la ingeniería dejó de ser importante para los gobiernos: "Con la reestructuración de las secretarías en el gobierno de López Portillo, nos convertimos en un país sin ingeniería. Todo este tiempo ha imperado el neoliberalismo que sustenta que el mercado es la solución a todo, y en la realidad no ha existido ningún crecimiento".

Con base en el pensamiento de Arnold Joseph Toynbee de que cuando las culturas hindú, persa, egipcia o romana dejaron de realizar las obras de ingeniería o de darles mantenimiento colapsaron (a pesar de que los ingenieros estaban ahí, sus servicios no eran requeridos), considera el autor del libro que hoy en día, vivimos una situación similar: "No podemos quedarnos sentados a esperar a que nos llamen, debemos de ser agentes del cambio y participar en política (el buen uso del poder). México necesita mucho de sus jóvenes ingenieros para aprovechar verdaderamente sus recursos y resolver las necesidades de los mexicanos", concluyó.

El ingeniero Gonzalo López de Haro conminó a los alumnos a aprovechar todas las oportunidades que les brinda la Universidad y a recuperar los espacios de decisión política, a la manera que incitaba Jesús Silva Herzog: algún día este país va a ser bueno y justo para todos los mexicanos, pero no va a ser gracias a los mercaderes, sino gracias a los inconformes (frase citada por el ingeniero Martín del Castillo en su libro): "El mundo es de los inconformes, ustedes deberán romper el círculo vicioso en el que nos encontramos actualmente", enfatizó el moderador de la mesa.

En el texto de presentación de la obra, el ingeniero Ascensión Medina Nieves, vicepresidente de membresía del Colegio de Ingenieros Civiles de México, escribe: "Este libro representa una valiosísima contribución para el conocimiento del país y de sus habitantes. En tal sentido, resulta provechoso, de larga duración en el tiempo y de consulta ineludible para los profesionales de la ingeniería y las autoridades encargadas de las definiciones en políticas de infraestructura".

En el prólogo, el ingeniero Luis Fernando Zárate Rocha escribió: "México, sus recursos y sus necesidades es más que un libro. Representa un extraordinario recorrido en el que se puede observar la importancia de la ingeniería civil en nuestro país a través del tiempo, ya que nos lleva, con conocimiento y precisión, desde la época Virreinal hasta nuestros días".