Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Cultura y deportes
2017-08-26
225 años de la Facultad de Ingeniería
La Orquesta Sinfónica de Minería ofrece un concierto magno para conmemorar 225 años formando ingenieros.
Por: César González Cruz
Fotografía: César González Cruz
Comunicafi
Orquesta Sinfónica de Minería

La Facultad de Ingeniería se vistió de gala para festejar sus 225 años formando líderes de excelencia con un magno concierto interpretado por la Orquesta Sinfónica de Minería y realizado en la Sala Nezahualcóyotl, corazón musical de la Ciudad Universitaria.

El pasado 26 de agosto se dieron cita directivos, académicos, alumnos y egresados de la Facultad de Ingeniería para presenciar la ejecución de La pasión según San Juan, compuesta por Johann Sebastian Bach y dirigida por el maestro Carlos Miguel Prieto.

Tenemos mucho orgullo de contar con una joya cultural tan importante como lo es la Orquesta Sinfónica de Minería y estamos muy contentos de festejar nuestro aniversario con este concierto conmemorativo, recalcó el doctor Carlos Agustín Escalante Sandoval, director de la Facultad de Ingeniería, al tiempo que agradeció al doctor Gerardo Suárez Reynoso, presidente de la Academia de Música del Palacio de Minería el apoyo incondicional a la FI.

El concierto fue una perfecta ejecución de la obra alemana, cargada con fuertes interpretaciones por parte de sus solistas del Coro de Cámara de la Sinfónica de Minería, que en todo momento se mostró agudo y preciso.

En la obra pudieron identificarse plenamente momentos clímax de una intensidad instrumental dominada por las cuerdas, mientras que las transiciones y pasajes bíblicos protagonizados con calma y regocijo por los vientos del clavecín, acompañados por el Evangelista (Frank Kelley), con un alemán notoriamente antiguo, relataban la crueldad que acontecía en el camino hacia El Calvario.

La Orquesta finalizó con un estallido de fervor e intensidad que anunció claramente la resurrección y ascensión al cielo de Jesús, concluyendo la obra y permitiendo una ovación de pie a músicos y solistas, así como al director de la Orquesta, como un sincero agradecimiento por la excelencia en la interpretación de tan demandante obra clásica.