Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Vida Académica
2017-10-10
Círculo Virtuoso de la Investigación
Work smarter, not harder: trabaja sabiamente, no duramente.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Jorge Estrada Ortíz
Comunicafi
Mesa redonda

La División de Ingeniería Mecánica e Industrial (DIMEI), a través de su Centro de Diseño Mecánico e Innovación Tecnológica (CDMIT), organizó la mesa redonda El Círculo Virtuoso de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Explotación para una Sociedad basada en el Conocimiento, la cual contó con la participación del doctor Alejandro C. Ramírez Reivich, profesor de la FI y miembro del Sistema Nacional de Investigaciones Nivel 2, y de los maestros Erika Leyra Tobilla, Andrés del Olmo Gil, Cesar Gutiérrez Pérez y Benjamín Dueñas Figueroa. La mesa se realizó en el marco de los festejos por los 25 años de la DIMEI y los 225 de la Facultad de Ingeniería (FI), el pasado 10 de octubre en el Auditorio Sotero Prieto.

Alejandro Ramírez es ingeniero y maestro por la FI, y doctor por la Universidad de Lancaster del Reino Unido. Ha sido director de nuevos negocios de base tecnológica del Conacyt y del CDMIT. Creador de cuatro centros de investigación y desarrollo tecnológico, ha participado en 360 proyectos de desarrollo tecnológico para la industria mexicana y extranjera. También ha publicado cerca de 50 artículos en revistas nacionales e internacionales y coautor del libro Innovación de Producto dentro de la colección Cuaderno de Gestión de Tecnología para la Fundación del Premio Nacional de Tecnología e Innovación. Actualmente, cuenta con 14 patentes de invención.

Recordó los orígenes del CDMIT, el cual se remontan a 1976 y cuyo objetivo era tener un centro especializado que investigue y enseñe ingeniería de diseño a los estudiantes, mediante una vinculación muy estrecha con la industria, con el propósito de crear oportunidades con alto valor agregado y en beneficio de la sociedad. El centro fue un proyecto del ingeniero Alberto Camacho Sánchez (1921-1995) "que tenía la idea ‘la realidad es el mejor maestro ’; por eso, para enseñar —apuntó—, debemos trabajar con empresas reales, proyectos reales, diseño real y retos reales".

En el CDMIT, agregó, se han aprendido varias lecciones, por ejemplo, que el proceso de diseño no es sólo dibujar y calcular, sino que implica tener una planeación organizada que contemple la dinámica de riesgo-costo , seleccionar el principio de función de contenido, establecer diferencias entre los distintos tipos de prototipos, evitar en los convenios cláusulas con el concepto: "plena satisfacción del cliente" y contemplar los costos de los procesos I+D+E y de transferencia exitosa de tecnología.

Después, definió la diferencia entre investigación del diseño (Research design) y diseño de la investigación (Design research); la primera se dedica a estudiar las metodologías, las herramientas, los principios, las guías de diseño, el proceso creativo, los tipos de diseño; y la segunda, no sólo el producto del diseño, sino su proceso de investigación, el cual contempla desde la idea, los usuarios, los desechos, hasta el efecto en las futuras generaciones, bajo la pregunta ¿Dónde está la propuesta de valor o el componente de innovación?

Informó que dentro de los proyectos que participa busca incorporar a investigadores con un enfoque multidisciplinario para integrar, además de ingenieros mecatrónicos e Industriales, a diseñadores industriales, antropólogos, mercadólogos, psicólogos, sociólogos.

La maestra Leyra Tobias, egresada de la maestría en Diseño Mecánico y profesora de la FI, pertenece al grupo Mujeres en Energía dedicado a fortalecer la igualdad de género en el sector energético. Es cofundadora de la empresa Energeka, enfocada a nuevas soluciones en ahorro de energía y proyectos fotovoltaicos para uso doméstico, comercial e industrial. Ha participado en 500 proyectos especializados en sistemas de interconectividad a la Red de Distribución de la Energía Eléctrica.

En su experiencia, considera muy importante encontrar por un lado "el punto medio" en todos los aspectos del proyecto (costos, cliente potencial o usuario), con el propósito de desarrollar productos innovadores, y por otro que no siempre se puede de elaborar un producto: "Es el caso de mi compañía, donde no hay tantas posibilidades de innovación en tecnología, pero sí en los servicios. Nosotros como ingenieros mexicanos podemos desarrollar, crear y trabajar en cualquier investigación que deseemos, somos capaces de lograr lo que nos propongamos", afirmó.

Lamentó que varias ocasiones ha sufrido discriminación, "mucha gente no ha creído o confiado en mí por ser mujer, no obstante, pude salir adelante gracias a mi experiencia y mis conocimientos profesionales", concluyó.

El maestro Del Olmo Gil es egresado de Mecatrónica de la FI y de la Universidad Politécnica de Cataluña. Ha participado en curso sobre diseño en las universidades de Stanford, de California en Berkeley y Loughborough en Reino Unido. Ha trabajado en proyectos de investigación y desarrollo tecnológico para empresas como MABE, Platinum Pack y Espacios de Innovación Tecnológica. Es coinventor de un sanitario mecatrónico basado en un sistema ecológico-urbano. Actualmente, labora en el área de Desarrollo de Productos para Ford Motor Company.

Sobre el círculo virtuoso de la investigación comentó que lo ve como "una bola de nieve, en la que cada vez que tocas o interactúas con otra persona se expande su alcance. "Debemos de work smarter, not harder (trabaja sabiamente, no duramente), lo cual se logra a través de los conocimientos, la innovación y las experiencias", apuntó.

La unión escuela-industria ha generado un círculo virtuoso, el cual ha dejado muchos aprendizajes a todos los que han colaborado. "Por eso debemos de promoverlo y estrechar más los estos lazos para fomentar el ganar-ganar", finalizó.

Benjamín Dueñas Figueroa es egresado del Centro de Investigaciones en Diseño Industrial (CIDI) de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y del Instituto Sueco de Diseño de Umeå en el área de Interection Desing. Ha participado en proyectos en diseño y desarrollo de productos médicos y con la interacción hombre-entono, e impartido cursos en el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Universidad Iberoamericana y el Centro-Escuela de Diseño Moda y Arquitectura. Hoy en día, es UX-HMI expert & Font Lead en Ford Motor Company México.

El maestro Dueñas contó que cuando entra un nuevo empleado a Ford, le explica una metáfora sobre una pizza que tiene diferentes ingredientes: "cada uno de ellos, le aporta diferentes cosas al producto final y esto la hace única; para mí, esto es el trabajo multidisciplinario, fundamental para crear círculos virtuosos".

Piensa que es muy relevante que las universidades fomenten el trabajo colaborativo y reconoció los esfuerzo que la Facultad de Ingeniería ha realizado en ese sentido, al vincularse con otros centros de investigación, universidades, dependencias gubernamentales y empresas.

César Gutiérrez Pérez es egresado de Ingeniería Mecánica de la FI y de las maestrías de Administración de Empresas y en Ciencias (Sistemas Térmicos) de las universidades Autónoma de Querétaro y de illinois en Urbana-Champaign, respectivamente. Ha trabajado en Transportación Marítima Mexicana, Pemex Gas y Petroquímica Básica y en Mabe, donde ocupo varios puestos y actualmente se desempeña como responsable de nuevas tecnologías e innovación para refrigeradores. Es profesor de la Universidad del Valle de México y del Instituto Tecnológico de Monterrey.

El maestro Gutiérrez Pérez dijo que para crear un círculo de este tipo es básico establecer las reglas, la comunicación efectiva, los procedimientos, los alcances del proyecto: "es como una relación de pareja, en la que cada uno tiene que hacer su parte".

Además, se debe buscar una mayor integración entre la licenciatura y el posgrado, en la que los primeros ejecuten el proyecto y los segundos "realicen una investigación más profunda y sustentada".

Recordó que cuando era estudiante del doctor Ramírez Reivich realizaron un proyecto, al tiempo que colocaron cámara de video para ver las dinámicas de trabajo y alumnos de sociología realizaron un estudio durante dos años. "Fue muy sorprenderte cuando nos dieron los resultados, predijeron lo que vivimos dos años después, cuando trabajaban en una empresa: conflictos, problemas, barreras laborales, etcétera".

Por eso, debemos de buscar cómo "cerramos el círculo para que empresas y universidades encontremos la metodología mexicana del diseño y trabajar conjuntamente en bien de nuestro país acorde a nuestra idiosincrasia".

Finalmente, invitó a los alumnos a participar en proyectos colaborativos e interdisciplinarios que realiza la Facultad, ya que "es increíble todo lo que pueden aprender no sólo participando en un proyecto, sino escuchando el trabajo de los otros compañeros".