Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Investigación y Vinculación
2017-10-19
XI Premio Ing. Víctor M. Luna
Once años creando una tradición en esta casa educativa.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Jorge Estrada Ortiz
Comunicafi
Dr. Carlos Escalante Sandoval y ganadores del Premio Ing. Víctor M. Luna

La Fundación ingeniero Víctor M. Luna Castillo y la Facultad de Ingeniería (FI) realizaron, el pasado 19 de octubre en la Sala del Consejo Técnico, la ceremonia correspondiente a la undécima entrega de reconocimientos anuales ingeniero Víctor M. Luna Castillo 2017, que premia a las mejores tesis de Ingeniería Civil, cuya producción, tema y características enaltezcan los valores de constancia, inteligencia, honestidad, veracidad y lealtad y que signifiquen una aportación a la ciencia e ingeniería mexicanas.

El acto fue presidido por el licenciado Víctor Manuel Luna Castro, representante de la Fundación; el doctor Carlos Escalante Sandoval, director de la FI; el maestro Germán López Rincón, jefe de la División de Ingenierías Civil y Geomática (DICyG), y el ingeniero Gonzalo López de Haro, secretario General.

El Director de la FI agradeció a la Fundación, a los alumnos y a los directores de tesis por participar en este premio, así como al jurado por su labor y esfuerzo en la difícil tarea de seleccionar a los tres primeros lugares "después de una larga deliberación, ya que este año los trabajos presentados se caracterizaron por su excelente calidad", afirmó.

Invitó a todos los participantes a llevar a la realidad estas tesis y a seguir "preparándose y enriqueciéndose, dado que la vida profesional no es sencilla"; les recomendó los programas de especialización o posgrado de la FI. Finalmente, envió un saludo a la señora Esperanza Castro, viuda del ingeniero Víctor M. Luna Castillo.

Por su parte, el maestro López Rincón comentó que el premio es muy importante para la División, puesto que participaron 13 tesis: seis del área de Estructuras, cuatro de Sistemas y tres de Hidráulica. Y coincidió en que fue una competencia reñida por los trabajos de gran valor académico y laboral.

El licenciado Luna Castro declaró que, como egresado de la UNAM, "siempre es un honor y un privilegio estar en cualquier reciento universitario, y una distinción colaborar con esta insigne Facultad que difunde grandes valores universales a nuestra sociedad".

Señaló que el principal propósito del premio es apoyar a los alumnos a que se titulen y continúen sus estudios, reconociendo su esfuerzo y entrega. "Ya son once años creando una tradición con esta casa educativa, a la cual sentimos como propia; los proyectos presentados son un reflejo de los afanes que todos realizamos por seguir enalteciendo a nuestro país y a nuestra universidad. Recuerden que cuando sumamos un esfuerzo a otro, podemos hacer de este mundo un mejor lugar para vivir", concluyó.

El primer lugar del premio (10 mil pesos) fue para la tesis: Estudio experimental del comportamiento fuera del plano de la fachada de un templo típico Colonial construido escala 1:8 del ingeniero Roberto Reyes Guzmán, asesorado por el doctor Marcos Mauricio Chávez Cano.

El galardonado agradeció a sus padres, maestros y asesor por su apoyo y colaboración en su tesis —"la suma de todos los conocimientos, experiencia y esfuerzos realizados durante mi formación"—, que muestra los resultados obtenidos del ensaye de un templo típico colonial construido a escala 1:8 para evaluar la falla fuera del plano de su fachada en la mesa vibradora del Instituto de Ingeniería UNAM.

A su vez, el doctor Chávez Cano opinó que este premio fomenta la titulación a través de la tesis, entre las diversas formas de titulación; ejemplo de ello es Roberto: "quien se esforzó y comprometió en la elaboración de una investigación seria y muy difícil —literalmente picó piedra—; sin embargo, tuvo la entereza y la disciplina para realizarla", finalizó.

El segundo lugar (cinco mil pesos) fue para Modelación unidimensional del tránsito de avenidas en los ríos principales del Estado de Tabasco del ingeniero Mario Navarrete Ayala, asesorado por el doctor Fernando J. González Villarreal.

El ingeniero Navarrete Ayala recordó que cuando inició su proyecto tenía la creencia de que sólo le serviría para concluir sus estudios: "Me di cuenta de que no es así, dado que mi investigación tuvo repercusiones para mi formación y desempeño profesional: actualmente es la base de algunos proyectos en los que trabajo. Ha sido muy grato saber que la tesis, además de ser el colofón de toda mi preparación en la Facultad, puede servir a la sociedad".

Explicó que su tesis es la modelación unidimensional mediante el software SWMMM del tránsito de avenidas para los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2014 en los ríos principales de Tabasco.

El tercer lugar (tres mil pesos) fue para Escuelas Modulares-Sustentables en zonas rurales de México como Modelo de Negocio de Mario Eduardo Bautista Méndez con asesoría del profesor Marcos Trejo Hernández.

El ingeniero Bautista Méndez dijo que premios como este motivan a los estudiantes a realizar sus tesis. Comentó que su proyecto está enfocado a una empresa promotora del desarrollo de infraestructura física educativa en México, en los niveles básico y medio superior, para la construcción de escuelas con muros prefabricados sistemas sustentables, cuya implementación beneficie y contrarreste la falta de escuelas en zonas rurales así como la deficiencia en servicios públicos básicos, que son limitantes para una educación de calidad.

El jurado estuvo integrado por la doctora María del Rosio Ruíz Urbano, los maestros Agustín Deméneghi Colina, Octavio García Domínguez, Cristian Emmanuel González Reyes, Hugo Sergio Haaz Mora, Germán López Rincón, Rodrigo Takashi Sepúlveda Hirose, y los ingenieros Juan Luis Cottier Caviedes y Ernesto René Mendoza Sánchez.