Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Vida Académica
2018-10-08
Centro de Hidrocarburos y el Tren Maya
María Isabel Simón y Raúl Cruz Ríos fueron destacados ponentes en las Jornadas de Ciencias de la Tierra.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Jorge Estrada Ortíz
Comunicafi
Ingeniera María Isabel Simón Velázquez

En el marco de las Jornadas de Ciencias de la Tierra, el pasado 8 de octubre, se presentó la ponencia The Rise of the E&P Information Industry in México de la ingeniera María Isabel Simón Velázquez, directora General del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos (CNIH) de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. El CNIH es responsable del acopio, resguardo, administración y publicación de la información obtenida de las actividades de reconocimiento y exploración superficial y de los estudios sísmicos; así como de los núcleos de roca de los trabajos de exploración y extracción, tiene los objetivos de promover y compartir el conocimiento del subsuelo para fomentar las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, explicó la ponente.

Entre la información hay estudios geológicos, asociados a pozos y resultante de las actividades de exploración y extracción de petróleo. La mayor parte de nuestro acervo provino del archivo histórico de Pemex, el cual fue entregado en 11 petabits -actualmente cerca de 20-: "Un petabyte equivale a 500 mil millones de páginas de un archivo de texto o 6.7 millones de discos de música en MP3", detalló.

El CNIH tiene las estadísticas de producción de petróleo y gas, exploración petrolera, recursos y reservas, indicadores de actividad, licitaciones, contratos y los precios de los hidrocarburos, así como la información de los estudios sísmicos y los núcleos de roca obtenidos de los trabajos de la paraestatal.

Invitó a los alumnos, profesores y especialistas a visitar el Sistema de Información de Hidrocarburos y consultar la producción histórica de petróleo y gas por pozo, además de las series estadísticas de interés para el sector petrolero mexicano, indicando que el acceso a esta información es de gran importancia para los profesionales.

La CNH, abundó, ha firmado 27 convenios con varias instituciones; con la UNAM tiene uno específico de colaboración, cuyo propósito es dar acceso a la información resguardada en el CNIH para trabajos de investigación, tesis, tesinas o reportes de residencias o estancias escolares, los cuales deberán estar planteados con base en el desarrollo del conocimiento del potencial petrolero de México, el incremento del factor de recuperación y la obtención del volumen máximo de petróleo crudo y de gas natural en el largo plazo; la reposición de las reservas de hidrocarburos; el desarrollo de tecnología, de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en beneficio del país, y el aprovechamiento del gas natural asociado.

Desde 1976 a 2016, México perforó 397 pozos de costa afuera y los Estados Unidos, tres mil 424 en el Golfo de México, mientras que Brasil perforó mil 158. Con solo el 12 y 34 por ciento de los pozos de exploración costa afuera de EUA y Brasil, respectivamente, México produjo más petróleo que ambos países.

Mencionó que la Comisión creó un esquema de múltiples clientes, ARES, un sistema de autorizaciones que permite a las empresas privadas generar información en nombre del Estado Mexicano, mediante la adquisición de nuevos datos y procesamiento de datos existentes. Al principio ARES sólo se aplicaba a la información geofísica, pero a fines de 2017 se amplió el esquema a pozos, gracias a lo cual se puede reprocesar cualquier dato de más de 32 mil pozos estudiados en el país.

Proyecto Tren Maya

En su conferencia Propuesta Técnica de Estudios Geológicos con Geofísica Aérea del Proyecto Tren Maya, el ingeniero Raúl Cruz Ríos, director general del Servicio Geológico Mexicano (SGM), dijo que se estudia el subsuelo con técnicas geológicas u geofísica a lo largo de la ruta programada para el tren con la finalidad de detectar zonas de debilidad (fallas geológicas) y oquedades (cenotes ocultos en el subsuelo) que pueden representar un riesgo para su construcción y operación, y ofrecer datos notables para reducir el impacto ambiental.

El SGM es un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio, regido por la Ley Minera, adscrito a la Secretaría de Economía a través de la Subsecretaría de Minería. Tiene la encomienda de desarrollar información cartográfica, geológica y espacial en cualquier punto de la geografía nacional para la exploración de hidrocarburos, de yacimientos minerales en general, la localización de mantos acuíferos para coadyuvar a la inversión y la competitividad nacional en el aprovechamiento sustentable de los recursos al tiempo que busca posibles riesgos ambientales.

Explicó que pretenden llevar a cabo una tomografía electromagnética del subsuelo de toda la vía del tren planeada, con objeto de sustentar la construcción a partir de conceptos geológicos: "por ejemplo, si existen cavidades formadas en el subsuelo que puedan indicar la existencia de cenotes, muy comunes en la Península".

Comentó que ya han georreferenciado a más de nueve mil cenotes dentro de Yucatán, lo cual ayuda a determinar si es factible o no la construcción: hacerlo sobre el techo de una cavidad podría ocasionar fatales consecuencias, de ahí la importancia de estos estudios. "Es fundamental apoyar y trabajar estrechamente con el próximo gobierno para que este tren turístico desarrolle beneficios económicos en toda la zona sur del país", finalizó.