Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Investigación y Vinculación
2018-11-07
Primer automóvil eléctrico mexicano
UNAM Motorsports invita a la empresa Zacua que destaca por innovadora y sus políticas incluyentes.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Jorge Estrada Ortíz
Comunicafi
Jorge Martínez

El pasado 7 de noviembre en el auditorio Sotero Prieto, Jorge Martínez, fundador de Zacua, impartió la conferencia El primer auto eléctrico mexicano, organizada por UNAM Motorsports, agrupación estudiantil que promueve el desarrollo de ingeniería aplicada y tecnología de vehículos automotores.

En su charla, el presidente ejecutivo de Zacua, destacó que es la primera compañía nacional de automóviles eléctricos, resultado de una serie de planes empresariales y familiares de más de 18 años y con 30 años de experiencia en el negocio de movilidad con Copemsa, administradora de parquímetros y estacionamientos en el país.

La compañía Zacua busca nuevas soluciones para los problemas de movilidad, ejemplo de esto, esla flotilla de taxis al servicio de personas con capacidades diferentes. Asimismo, trabajan los proyectos Carsharing, modelo de alquiler de automóviles por un periodo corto de tiempo, y la aplicación Chofexpress, en la cual se contrata a un chófer por evento. “Es responsabilidad de todos construir las ciudades del futuro; nuestro proyecto es nuestro granito de arena para solucionar los problemas de movilidad y contaminación que vivimos”.

Zacua nace de la idea de producir vehículos con tecnología mexicana que ayuden a reducir los gases de efecto invernadero, por medio de procesos de cero emisiones de dióxido de carbono, y de gran calidad hecho a mano con acabados de lujo. Sobre el origen del nombre Zacua, un ave originaria de México y favorita del emperador Moctezuma, comentó: “Para nosotros es muy gratificante rescatar nuestras raíces prehispánicas, somos una empresa orgullosamente mexicana”.

Explicó que la motorización, completamente eléctrica, de Zacua está desarrollada por Dynamik Technological Alliance con un diseño de la firma francesa Chatenet. “Buscamos hacer alianzas con empresas y universidades para desarrollar un diseño totalmente mexicano. Estamos abiertos a firmar convenios de colaboración con la UNAM para crear patentes de manera conjunta y que la universidad pueda generar recursos económicos”.

Subrayó que Zacua es un producto artesanal, ya que es armado individualmente y cada vehículo atiende a las necesidades especiales de los clientes; el 60 por ciento lo ensamblan en el extranjero (el chasis prearmado de diseño francés) y el 40 localmente (baterías, arneses, controladores, software y el tren motriz) y terminado en la planta de Puebla. “Nuestra meta es lograr que en unos años todos nuestros proveedores sean nacionales”.

Los planes de Zacua para 2018 es fabricar 100 unidades, y para 2019, duplicarla producción; la planta cuenta con cinco estaciones de armado para producir una unidad por día de los modelos M2 y M3, señaló Jorge Martínez.

Con respecto a los frenos ABS, recalcó que superan pruebas similares a autos BMW 5 y Audi A4, y a la batería recargable —que sustituye al motor convencional—, tiene la capacidad de que una carga de ocho horas recorre cerca de los 160 kilómetros, a 85 kilómetros por hora. La compañía tiene políticas incluyentes: “Creemos que en México y el mundo hace falta mayor participación femenina, por eso alrededor del 70 por ciento de nuestro personal son mujeres”, finalizó.