Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Vida Académica
2018-12-06
VIII Premio Ing. Manuel Franco López
El Premio a la Excelencia Académica fue para Rubén Hernández Bustamante, mejor egresado Generación 2014-2018.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Eduardo Martínez Cuautle
Comunicafi
El doctor Leonardo Lomelí Vanegas, secretario General de la UNAM, entrega del premio

La Universidad Nacional Autónoma de México, la Facultad de Ingeniería y la Asociación Ingeniero Manuel Franco López han otorgado desde 2011 el premio del distinguido profesor Franco, cuyo objeto es reconocer la excelencia académica. En este año, lo obtuvo Rubén Hernández Bustamante de la carrera de Geofísica, mejor egresado de la Generación 2014-2018 con un promedio de 9.81, quien además es presidente de la agrupación Cursos intersemestrales y asesor de matemáticas.

La ceremonia, que se llevó a cabo el pasado 6 de diciembre en la Sala de Consejo Técnico de la FI, estuvo presidida por funcionarios universitarios y de la asociación. El doctor Carlos Agustín Escalante Sandoval, director de la Facultad de Ingeniería, comentó que en las ediciones anteriores los ganadores han sido de Ingeniería Mecatrónica y que por primera vez es egresado de Geofísica, Rubén Hernández, un destacado estudiante por su desempeño educativo y su afinidad a la docencia, por lo que lo conminó a continuar su formación de posgrado.

La señora María Teresa González Salas viuda de Franco, presidenta Honoraria Vitalicia de la Asociación y encargada de entregar el premio, deseo al premiado que todas las actividades de su vida profesional estén marcadas por el éxito y los buenos resultados.

En su discurso, Rubén Hernández Bustamante afirmó que recibir este premio representa un gran honor y una gran satisfacción; agradeció a quienes lo hicieron posible: la Asociación, la familia del ingeniero Manuel Franco López, la Facultad, la Universidad y a su familia. Recordó las palabras del escritor ruso Antón Chejov Hace unos días estuve leyendo el diario que un ministro francés escribió en la cárcel. Con qué gozo, con qué entusiasmo habla de los pájaros que ve por la ventana desde la cárcel y en los que nunca se había fijado antes, cuando era ministro. Ahora que está de nuevo en libertad le pasa lo que antes, no se da cuenta de los pájaros. La dicha no sé alcanza, no existe; sólo la deseamos, para luego comentar: "Los seres humanos no vivimos de realidades, vivimos de añoranzas, de anhelos. Sobre todo, los mexicanos que buscamos la dicha en el futuro y no en el presente, lo cual nos priva de disfrutar el camino por estar pensando solamente en la meta".

Señaló que este premio va más allá de ser un simple reconocimiento al promedio que obtuvo en su carrera. "Representa el compromiso que tengo con mi Universidad y con mi país de siempre dar lo mejor de mí. Representa que a pesar de los contratiempos y de las adversidades, el esfuerzo, la dedicación, la solidaridad y el respeto son las mejores armas que tenemos para salir adelante y disfrutar de la vida que se abre ante nuestros ojos".

En su intervención, el maestro José Fernando Franco Salas, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, hizo una remembranza del maestro Manuel Franco: fue un buen estudiante, magnífico profesionista y gran servidor público, "sobre todo un hombre excepcional que honró los valores y principios que le inculcaron en su hogar y en sus escuelas, entre las que esta Universidad ocupa un lugar primordial, razón por la cual distinguir año con año a quien por su desempeño logró ser el mejor entre los mejores educandos de Ingeniería es una forma de recordarlo".

Celebró que el galardonado terminará su carrera con un promedio de 9.81: "Se dice fácil, pero atrás de ello, existieron enormes sacrificios, renunciando a horas de sueño, tiempo de esparcimiento y diversión, quizá de ir, como dicen ustedes los jóvenes, al antro y de compartir momentos importantes con la familia; seguramente atrás de ello también estuvo el apoyo y comprensión, y con no menos sacrificios, de tus familiares".

Recordó que la medalla y diploma tienen la finalidad de reconocer al mejor en un universo de miles de estudiantes, e incentivarlo para seguir en esta ruta: "Siendo un hombre bueno, honorable, que siempre respetes y guíes tu comportamiento por los valores y principios que te inculcaron en tu casa, en la escuela y en esta Universidad extraordinaria. La excelencia no es un acto, sino un hábito como dijo Aristóteles".

Finalmente, el doctor Leonardo Lomelí Vanegas, secretario General de la UNAM, en representación del rector Doctor Enrique Graue Wiechers, apuntó que el galardonado es un ejemplo de los ingenieros de excelencia que requiere el futuro del país.