Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Cultura y deportes
2019-09-28
4ª Callejoneada Interuniversitaria
Un encuentro musical en el que tunas de instituciones de nivel superior comparten a su estilo esta tradición.
Por: Rosalba Ovando Trejo
Fotografía: Eduardo Martínez Cuautle
Comunicafi
Tuna de la Facultad de Ingeniería

Ataviadas con su elegante vestimenta de terciopelo negro, azul o rojo, con botones y bordados dorados, y listones de colores (distintivos de sus orígenes, grados académicos y presentaciones), el pasado 28 de septiembre tunas de diversas universidades recorrieron los alrededores del Palacio de Minería (Corredor Madero-Gante, 16 de Septiembre y Alameda Central), durante la 4ª. Callejoneada Interuniversitaria, Encuentro de Tunas, organizada por la Facultad de Ingeniería UNAM.

Las tunas que amenizaron el paseo musical fueron la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del IPN, Femenil Musas de la Universidad Autónoma del Estado de México, Femenil de la Facultad de Psicología UNAM, las de las universidades Politécnica del Valle de México y Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, y la anfitriona, la Facultad de Ingeniaría UNAM.

Con el apoyo de la Autoridad del Centro Histórico de la CDMX, coordinada por Dunia Ludlow, como parte de las actividades de promoción cultural en espacios públicos, las tunas recorrieron las calles interpretando ritmos españoles (pasacalles) que encendieron el ambiente entre la gente que las acompañó en la caminata y en el Palacio de Minería donde la maestra María Teresa Martínez López, coordinadora del recinto, les dio la bienvenida, agradeció la presencia del público y el apoyo de las autoridades, y entregó reconocimientos a representantes de las agrupaciones haciendo hincapié en que es la primera vez que participan tunas de otras universidades además de la UNAM.

El júbilo, la alegría y las palmas estremecieron las paredes del recinto tras las interpretaciones de Mujer te canta la tuna, La bikina, Don Quijote, Te mando flores, México lindo y querido, Luna España, La alegría de la Tuna, Muñequita morena, Lágrimas negras, La paella (polka) y Las novias de ingeniería, estas tres últimas interpretadas por los anfitriones; el público coreó y aplaudió de principio a fin, y al unísono de ¡otra, otra, otra…!, fueron complacidos.

Reunidas en el escenario para concluir el espectáculo que duró poco más de tres horas, en medio de un ambiente festivo, las agrupaciones interpretaron Sebastopol (Francisco Collado, España, 1964); sus panderetas y portadores de bandera bailaron e impusieron el ritmo, mientras la gente cantaba el estribillo:

Va, se va se va, se va se va, se va mi amor,
se va se va, se va se va, se va se va a Sebastopol;
se va se va, mi corazón ,
otros amores a encontrar ,
y sin consuelo para mí,
que jamás la podré olvidar.

“Esta edición se mostró más sólida y organizada; la participación de otras instituciones universitarias la enriqueció, pues cada una buscó llevar a las calles, a su estilo, la esencia de la tuna, música acompañada de alegría, y la gente respondió positivamente. No todo se aprende en las aulas, es el caso de la Tuna de la FI: una puerta para conocer el mundo y otras culturas, para acrecentar nuestra formación integral como ingenieros y dejar a un lado la imagen de que somos de mentes cuadradas, este encuentro es un ejemplo”, puntualizó Cuervo (Diego Granillo), su presidente.

Milhouse, tuno de la ESIA-IPN, comentó que fue grato participar en esta callejoneada por la oportunidad de convivir con la gente y otras agrupaciones en un ambiente agradable y de respeto: “Hombres y mujeres con un mismo fin, llevar diversión a un público de todas las edades que gustan de esta tradición”.

Por su parte, Lucha, de la Tuna Femenil de la Facultad de Psicología, consideró que es un evento que promueve la fraternidad con otras instituciones: “Como mujeres deseamos dejar un legado en esta tradición universitaria que antes era propia de los hombres, hoy tenemos una presencia muy significativa y siguen surgiendo más tunas femeninas, el movimiento se encuentra en su máximo esplendor; hemos ganado territorio como profesionistas, universitarias y siendo aceptadas por igual en este ámbito”, concluyó.