Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Investigación y Vinculación
2019-09-19
Conferencia sobre el Nexo Agua-Energía
Varios estudios contemplan incremento del 50 % en las necesidades de agua y energía en las próximas décadas.
Por: Aurelio Pérez-Gómez
Fotografía: Jorge Estrada Ortíz
Comunicafi
Doctor Antonio Hernández Espriú

El pasado 27 de septiembre, en el Auditorio Raúl J. Marsal, la División de Ingeniería en Ciencias de la Tierra presentó la conferencia El Nexo Agua-Energía en Plays No Convencionales de Aceite y Gas en Lutitas del doctor Antonio Hernández Espriú, profesor e investigador del Grupo de Hidrogeología, dentro del Seminario de Posgrado en Exploración y Explotación de Recursos Naturales, coordinado por el doctor Bruno Armando López Jiménez del Departamento de Ingeniería Petrolera.

El doctor Hernández inició con una máxima: cualquier decisión sobre ciencia debe estar basada en datos, información o estudios, no en cuestiones políticas o intereses económicos. Dijo que tiene tres principales líneas de investigación: nexo agua-energía en depósitos no convencionales, a saber, pozos de gas/petróleo de esquisto bituminoso, con un enfoque principal en los plays transfronterizo de la Eagle Ford (Tx-Mex); la segunda, análisis avanzado de prueba de acuíferos utilizando técnicas basadas en derivados, adaptado de la ingeniería de reservorios de petróleo; y por último, hidrogeología ambiental: el vínculo entre el agua subterránea y el medio ambiente en general (remediación del sitio, hundimiento de la tierra, vulnerabilidad del acuífero).

Comentó que su estudio Análisis Cuantitativo del Nexo Agua-Energía en la Región Noreste del País establece que hay actualmente un importante estrés hídrico debido a las altas demandas y a la poca disponibilidad del agua. "En los últimos años, el análisis del nexo agua-energía ha cobrado gran importancia en escala global, dado que se espera que en las próximas tres décadas las demandas de agua y energía aumentarán en un 50 por ciento debido al crecimiento poblacional".

Para evaluar los cambios en dicho nexo ante escenarios de desarrollo de gas no convencional, se utilizaron los datos históricos de EUA publicados en bases de datos abiertas. Los resultados fueron extrapolados a México para obtener estimaciones del desarrollo del gas no convencional y sus impactos en las fuentes de agua y en la generación de energía. En nuestro país, abundó, los depósitos más relevantes de gas de lutitas se ubican en el Noreste de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, es decir, en la cuenca petrolera Burgos.

Aclaró que la extracción de gas natural involucra técnicas de fracturamiento hidráulico en formaciones profundas de lutitas, que se percibe como intensiva en consumo de agua de hasta 40 mil metros cúbicos por pozo en diez días, el cual además es un proceso agresivo con diversos impactos negativos en el ambiente, la salud y los recursos hídricos.

Afirmó que en el caso de que se llegaran a explotar en la Cuenca de Sabinas/Reynosa: La Casita, la Pimienta u otras formaciones equivalentes, se podrían afectar seriamente los recursos hídricos subterráneos, ya comprometidos para satisfacer el riego, el consumo humano y desarrollo de otras industrias.

"La metodología que diseñamos tiene la capacidad de ser aplicable en otros pozos no convencionales similares en el mundo y muestra por medio de indicadores de agua superficial, subterránea y total la potencial afectación en el agua asociada a posibles escenarios de explotación de shale gas y aceite," concluyó.