Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Investigación y Vinculación
2020-09-07
Nuevo astronauta mexicano
Académico de la FI fue nombrado representante para la Misión Espacial Latinoamericana.
Por: Marlene Flores García
Fotografía: cortesia
Comunicafi
Doctor José Alberto Ramírez Aguilar

El doctor José Alberto Ramírez Aguilar, jefe del Departamento de Ingeniería Aeroespacial en la Unidad de Alta Tecnología (UAT), Juriquilla, representará a México en la Primera Misión Espacial Latinoamericana, proyecto impulsado por la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA, por la fonética de sus siglas en inglés) y el Grupo regional de América Latina y el Caribe (IAF-GRULAC).

El académico, egresado de Ingeniería Eléctrica Electrónica, desde el inicio de su trayectoria tuvo un profundo interés en el universo más allá de la atmósfera terrestre, como lo demuestra su tesis de licenciatura en satélites y su involucramiento en el Programa Universitario de Investigación y Desarrollo Espacial (PUIDE).

En lo profesional, y tras la realización de su maestría, tuvo la oportunidad de visitar la compañía Hughes en el Segundo California, EE. UU. en donde tuvo la oportunidad de conocer la construcción de grandes satélites y en el seguimiento de las respectivas pruebas. A su regreso a México, se integró a Satélites Mexicanos (SATMEX) laborando como analista de operaciones en el área de redes privadas por satélite.

Dado que su interés se inclinaba en desarrollar más que en operar tecnología, por invitación del Dr. Saúl de la Rosa Nieves y el Dr. Gianfranco Bisiacchi participó en un concurso para buscar una oportunidad en el programa de colaboración entre los gobiernos de Rusia y México para continuar su formación en el área satelital y fue ahí en donde realizo estudios de doctorado en Radio Receptores de Aparatos de Vuelo, por el Instituto de Aviación de Moscú.

Alcanzando las estrellas

Nuevamente en México, se abocó en colaboración con los colegas del departamento de ingeniería aeroespacial de la Unidad de Alta Tecnología - UAT a impulsar el área espacial en el país; la UAT se convirtió entonces en el lugar de grandes avances, como la creación del Laboratorio Nacional de Ingeniería Espacial y Automotriz (visitado en 2019 por personal de la NASA) y de donde nace la iniciativa de la nueva carrera en Ingeniería Aeroespacial.

Los preparativos de la Primera Misión Espacial Latinoamericana, un proyecto suborbital financiado por la EXA e impulsado por la IAF-GRULAC en donde Ramírez Aguilar es vicepresidente e impulsor de este proyecto, empezaron hace tres años. La tripulación está compuesta por cuatro profesores participantes en la iniciativa del proyecto, cuidadosamente seleccionados de acuerdo con la relevancia de su perfil académico y sus aportaciones a la educación, sus conocimientos técnicos y científicos, y su credibilidad.

El cohete ascenderá 80 kilómetros, tras lo cual la cápsula con los viajeros se desprenderá para subir hasta los 105 kilómetros; casi de inmediato sigue el descenso y aterrizaje. El proceso tomará aproximadamente 10 minutos, un marco de tiempo reducido que aumenta la dificultad de manera considerable. Ronnie Nader, comandante a cargo, describió el vuelo como balístico, ya que el impacto del poder gravitacional es el doble en comparación con un vuelo orbital.

El primer objetivo del proyecto es sentar las bases de futuras colaboraciones y bocetar sus alcances, ser una prueba de capacidad; además, se tiene planeado llevar a cabo experimentos y tomar mediciones biométricas. Aunque por el momento no se ha podido fijar una fecha exacta de lanzamiento, dadas las condiciones mundiales, los tripulantes se mantienen vigilantes de su condición física, de la presión arterial y los niveles de oxigenación.

En espera de las siguientes etapas, el doctor Ramírez Aguilar se siente confiado, pues, gracias a su formación en ingeniería, posee los conocimientos de lo que implica el proyecto, su logística y costos. Se dijo honrado y sumamente entusiasmado por la oportunidad de inspirar a las nuevas generaciones: "Ante las muchas situaciones difíciles en nuestro país, hay que hacer algo. Si desde la tecnología, la academia, desde una misión como ésta podemos dar expectativas mejores que las que tuvimos nosotros, creo que es nuestro papel en la Historia", comentó.

La formalización institucional se esta trabajando para darle mayor solides al proyecto que estamos seguros detonara en nuevas iniciativas en beneficio de México.