Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Vida Académica
2020-11-23
La FI abre sus puertas al feminismo
Se reflexiona sobre el sistema patriarcal y la violencia contra la mujer en el espacio universitario.
Por: Rosalba Ovando Trejo
Fotografía: Eduardo Martinez Cuautle
Comunicafi
Pirámide de la violencia

El pasado 23 de noviembre la Comisión Interna para la Igualdad de Género de la Facultad de Ingeniería (CINIGFI) realizó la mesa de discusión online ¿Cómo Identificar Situaciones de Violencia de Género?, con la participación de la doctora Alejandra Collado Campos, jefa de Medios de Comunicación en el Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG, UNAM), y la socióloga Margarita Mantilla Chávez, maestranda en Estudios de la Mujer, UAM, en el marco de la Semana de Ingeniería en Movimiento contra la Violencia de Género y del #25N.

De agosto de 2016 a junio de 2019 se presentaron 921 quejas y denuncias por violencia de género en la UNAM, de acuerdo con la Oficina de la Abogacía General. De las víctimas, 97 por ciento son mujeres y 96 por ciento de los agresores denunciados son hombres: "Esto refleja que hay un problema en la máxima casa de estudios y en la FI, de ahí la importancia de hablar del tema", así abrió la discusión la doctora Ana Beatriz Carrera Aguilar, profesora de la División de Ingenierías Civil y Geomática (DICyG) y moderadora de la mesa.

La doctora Alejandra Collado aclaró que algunos hombres también han sido violentados o discriminados, pero que los datos retratan que la violencia de género en la Universidad es ejercida principalmente en contra de las mujeres; esto, destacó, es la reproducción de aquélla que se da en una estructura más grande, en un contexto de invisibilización, lo que impide que muchas estudiantes accedan a carreras con una mayor población de hombres, quienes restan importancia a su desempeño y no las aceptan como pares: "Se nos ha mandado a la cocina, a escribir recetarios en lugar de una tesis, esto se da en la cotidianidad y aparentemente no pasa nada, quienes vivimos esta violencia no reconocida estamos a disgusto en el ámbito universitario".

Reconoció que erradicar la violencia de género es un proceso largo, y que las acciones que realiza la FI son el punto de partida: "Hace años era impensable que las alumnas levantaran la voz y denunciaran abusos, que ocupáramos un lugar fuera del hogar, que nos organizáramos en marchas y que nos asumiéramos como feministas, esto habla del trabajo de visibilización desde varios frentes y facultades; hay resistencia de quienes creen que estamos usurpando puestos, pero hay un sector de académicas feministas y académicos que apoyan la causa".

La doctora Collado aseveró que el apoyo y la confianza en estos casos es fundamental: "La cuestión emocional está involucrada y tiene graves consecuencias en la calidad de vida de una persona, hacer comunidad es trascendental y un valor del feminismo, unidas y organizadas podremos lograr cambios estructurales".

Describió algunos esquemas que visualizan las formas de violencia: el violentómetro que mide el nivel de peligro en el que se encuentra una mujer en una relación, y el iceberg y la pirámide de la violencia de género, visibilizada como agresiones explícitas que pueden llegar al feminicidio y la revictimización a través de las redes sociales, o invisibilizada, que implica micromachismos (humillaciones, anulación, y humor, lenguaje y publicidad sexista). "El machismo cotidiano ha hecho que ciertos conceptos se perciban con normalidad en el aula y espacios universitarios donde las alumnas son minimizadas e ignoradas por no cumplir con su rol de sumisión; una forma determinada de vestir puede traer reacciones de compañeros y profesorado como los piropos (considerados cultura popular), por decir lo menos, esto a larga desanima a las alumnas y prefieren no regresar a clase, cambiar de carrera o desertar", manifestó.

Por su parte, la maestra Margarita Mantilla, al tiempo que ponderó que la FI tome acciones en torno a la violencia de género y promueva espacios para hablar sobre feminismo, conminó a que Ingeniería tenga un posicionamiento firme frente a la erradicación de la violencia de género: "La Encuesta Nacional sobre Dinámica de las Relaciones en los Hogares (2018) indicó que en espacios escolares del país alrededor de unas 10 000 jóvenes (una cada hora) fueron víctimas de violación, lo que refleja el riesgo al que se expone una mujer en el ámbito universitario y, ahora con la pandemia, también en el hogar. Por ello, la FI debe escuchar a las víctimas y valorar sus denuncias, sólo así funcionará el trabajo de la comunidad universitaria y mejorará la comunicación institución-alumnas", puntualizó.

Sobre si el feminismo es un movimiento sólo de mujeres, la doctora Mantilla enfatizó que los hombres pueden empaparse de todo el bagaje del feminismo y llevarlo a la praxis, siempre y cuando primero se cuestionen sus privilegios machistas y acciones: "Muchas veces los varones de forma muy despolitizada quieren explicarnos el feminismo a las mujeres, cuando somos las que comprendemos mejor la opresión machista; el feminismo no es una moda ni un pronunciamiento de guerra entre ambos sexos, pero sí cuestionamos los estereotipos de género y las ideas sexistas".

En cuanto a vincular feminismo con nazismo, acotó que lo único que comparten es el sufijo, ya que el feminismo conlleva valores comunitarios, colectivos y no promueve prácticas violentas e injustas: "Las pintas e incendios en las marchas son una forma de hacernos escuchar para que se respete nuestra vida y derechos fundamentales. Tampoco es hembrismo, pues no se busca la superioridad femenina y la subordinación masculina, y no apoyamos el aborto sin argumento, pugnamos por la autonomía de las mujeres y su derecho a decidir sobre su cuerpo", aclaró.

Reiteró que es necesario cambiar estos machismos cotidianos que se promueven en el núcleo familiar desde la infancia, cuando se provee a los niños de esta educación de superioridad. "Si las mujeres siguen pensando que esto es normal, la sociedad va a seguir funcionando así: que un hombre se sienta con el derecho, incluso, hasta de matar a una mujer".

Las panelistas invitaron a las mujeres que sufren algún tipo de violencia en la UNAM a denunciar, pues ya hay espacios como la Coordinación para la Igualdad de Género que difunde esta problemática. También pueden contactar para un apoyo integral a Colectiva Cuerpa (CoCu): cuerpacolectiva@gmail.com y en Facebook colectivacuerpa.

Cabe destacar que en esta sesión estuvieron presentes Diana Paulina Pérez Palacios y Joshua Martínez Rodríguez, presidenta y secretario la CINIGFI, Alejandro Ramírez Reivich (Mecánica e Industrial), Ana Laura Pérez Martínez (Ciencias Básicas), Javier Mancera Alejandre (Ciencias de la Tierra), Cristian González Reyes (Civil y Geomática) y Nora Patricia Rocha Miller (Consejo Técnico), miembros del Comité.