Facebook
Gaceta digital FI Ingenieria en Marcha
Comunicafi TVIngenieria comunicafi_unam
Investigación y Vinculación
2021-08-10
RV ayuda a pacientes con cataratas
Estudiantes de la FI desarrollaron app educativa en conjunto con médicos del Hospital Dr. Manuel Gea González.
Por: Marlene Flores García
Fotografía: Antón Barbosa Castañeda
Comunicafi
Participantes y aspectos del proyecto

Los estudiantes de Ingeniería en Sistemas Biomédicos de la FI-UNAM Alejandro Carranza y Mauricio Quiroz participaron con un grupo de oftalmólogos del Hospital General Dr. Manuel Gea González para desarrollar una aplicación de realidad virtual (RV) que mejorará significativamente la comunicación entre médicos y pacientes con cataratas.

El proyecto, que empezó como parte de la estancia hospitalaria requerida por su carrera, les brindó a los jóvenes la opción de aplicar para integrarse al programa de la institución, donde los recibió la ingeniera Edna Rangel del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), quien tiene dos años de experiencia dirigiendo este tipo de iniciativas.

Aunque al principio su intención era hacer una app de apoyo para que los residentes realizaran prácticas quirúrgicas, tras conversar con los especialistas -los doctores Rodrigo del Valle, Priscila Verduzco e Iván Reyes- descubrieron un área de oportunidad con mucho trabajo por hacer y en la que la realidad virtual sería de utilidad.

De modo que decidieron enfocar sus esfuerzos en crear una aplicación que sirviera para explicar qué son las cataratas. El objetivo es ayudar al entendimiento de esta afección, mejorando así el trato médico-paciente: que quienes vayan a ser operados tengan una idea más clara del tratamiento y la recuperación que pasarán.

El grupo contó únicamente con cuatro meses para realizar el trabajo: juntas con la parte clínica, plantear metas, planeación, desarrollo, diseño de las estructuras, ejecución. Utilizaron Unity para generar el código, y Maya y Rhinoceros para las imágenes en tres dimensiones.

Enfocados en el usuario final y cuál sería su experiencia, se procuró que fuera amigable, precisa, llamativa, sencilla y entendible, para lo que se valieron más de la parte gráfica que del texto; adicionalmente, el doctor Brandon Castillo tuvo la amabilidad de prestar su voz para el sistema.

El producto final queda enteramente en manos de los oftalmólogos del Hospital Gea González para su aplicación; está montado en un teléfono Android, que a su vez se coloca en un visor para generar la experiencia de realidad virtual. Durante las pruebas realizadas, se observó un grado de aceptación adecuado. Lo siguiente es implementar un protocolo para recabar más datos y analizar la efectividad. Por su parte, Mauricio y Alejandro esperan que su labor sirva de base para otros estudiantes interesados en la realidad virtual. Dada la amplitud de áreas que podrían beneficiarse, la posibilidad de escalar las potencialidades con la adición de más sensores y de entrar a competencias con una aplicación como ésta, los jóvenes se encuentran entusiasmados con las proyecciones a futuro.

El doctor Rodrigo del Valle explicó que su departamento médico eligió la catarata senil como tema debido a la prevalencia del padecimiento: hay alrededor de 50 millones de pacientes en nuestro país que ven su calidad de vida afectada. Además de este campo, conminó, se puede aprovechar el sistema y la tecnología en todas las especializaciones, y celebró la inclusión de la ingeniería.

Con sus créditos ya terminados, a los jóvenes no les resta más que navegar por sus trámites de titulación, para convertirse en ingenieros. Una vez completada esta etapa, planean prepararse, adquirir experiencia profesional en sus áreas de interés y atacar los problemas sociales que les preocupan. Como recomendación para las generaciones futuras, ambos aconsejaron involucrarse en todo lo que esté disponible: proyectos, investigaciones, concursos y demás oportunidades; capacitarse en cosas propias de la carrera y fuera de ella, armarse para resolver problemas, buscar crear tecnología, no temer tocar puertas y tener disposición para colaborar con otras disciplinas.